Inspecciones de seguimiento y verificación

Share
Thermographer performing a follow-up inspection.
Español

Como contratista que viaja para realizar inspecciones de termografía, no tengo muchas oportunidades de hacer inspecciones de seguimiento a las reparaciones realizadas luego de haber entregado mi reporte. En el pasado, cuando trabajaba tiempo completo para una planta aprendí del beneficio de realizar inspecciones de seguimiento pues es una de las mejores oportunidades de aprendizaje tanto para electricistas, mecánicos, ingenieros, personal administrativo y los usuarios de la termografía.

Podríamos pensar por ejemplo en algún reporte donde se haya indicado acerca de una alta Resistencia de conexión en una terminal de un fusible en el lado de la carga. Si se reporta limpiar y apretar utilizando el torque adecuado, todo parecería una recomendación normal. Podríamos pensar que luego el electricista reporta que ya realizó las reparaciones, esto si el programa de termografía tiene una buena comunicación entre el departamento de Mantenimiento Predictivo y los departamentos eléctricos y mecánicos. Después que la reparación fue realizada el usuario de la termografía diligentemente podría tomar su cámara termográfica y de ser necesario hacerse acompañar de su escolta eléctrico o mecánico y re-inspeccionar para verificar si la reparación fue exitosa y si otro problema no está presente; o para verificar que involuntariamente por error no se haya creado otro problema luego de la reparación. Este es un paso importante pues algunas fallas podrían producir tanto calor que podrían ‘enmascarar’ fallas más leves. Luego de haber realizado la re-inspección se podría guardar la imagen y realizar un reporte post-reparación, si todo parece estar bien se podría cerrar la orden de reparación dejando saber a todas las partes involucradas que todo se realizó de manera exitosa.

Pero de aún encontrarse la falla original, deberíamos preguntarnos la razón. ¿Se realizó por completo la reparación?, ¿Se realizó la reparación según lo recomendado?  Podría resultar difícil de creer, pero podrían existir personas que no confían totalmente en la termografía infrarroja como método válido para identificar posibles fallas. Algunas personas podrían indicar que ya se completó la reparación, cuando realmente no ha sido finalizada o únicamente repararon lo que según su criterio era necesario, por lo que el método utilizado en la reparación debería ser indicado. Si la reparación fue realizada según lo sugerido y el problema aún persiste, podría caber la posibilidad que una acción o ubicación fue reportada de manera incorrecta y se debe aprender del error. De suceder esto último, se debe afrontar y admitir el error que se cometió al analizar la información y se debe tratar de entender el error para evitar repetirlo en el futuro.

De no realizarse inspecciones de seguimiento, no podríamos saber si nuestras recomendaciones fueron correctas o no podríamos dar el crédito adecuado por la exitosa reparación a todos los departamentos involucrados. La retroalimentación que se brinda a todos los departamentos involucrados podría ayudar a brindar más credibilidad y confianza en el programa de termografía. Los supervisores y personal administrativo podrían necesitar conocer de los éxitos del programa de termografía y de los continuos esfuerzos y mejoras que se realizan.

Lo anterior es aplicable a cualquier inspección realizada ya sea eléctrica, mecánica, edificaciones, vapor, etc. Uno de los mejores apoyos es el reporte detallado del antes y después, indicando la recomendación original y lo que finalmente se realizó para reparar la falla.

Si le gustó este post, es posible disfrutar de nuestro conocimiento en el Boletín Mensual en español. Reciba mensualmente este boletín por email directamente en su bandeja de entrada.
Regístrese Aquí