Evaluando el programa de termografía

Share
How to critically assess the level of maturity of you inspection program.
Español
The Snell Group

Evaluando el programa de termografía

Frecuentemente comento lo mucho que disfruto de mi trabajo, de conocer nuevas personas, hablar de termografía infrarroja y de sus varias aplicaciones; así como de ayudar a los estudiantes luego que regresan a sus lugares de trabajo después del entrenamiento. Sin embargo, un patrón que he podido notar a lo largo de los años es que algunos estudiantes podrían tener la expectativa de que asistir a un curso de Nivel I o aún de Nivel II podría empoderarlos para administrar un programa completo de termografía, lo cual podría no ser correcto. Exploremos como alguien, aún un nuevo usuario de la termografía podría evaluar de manera simple el nivel de madurez del programa de inspecciones termográficas.

Una auditoria completa del programa de termografía podría resultar muy compleja, y realmente debería ser realizada únicamente por profesionales calificados del mantenimiento predictivo. Sin embargo, existen 5 áreas mayores que podrían ser evaluadas de manera fácil para proveer una buena idea de como saldría evaluado un programa de termografía en caso de una auditoria:

Equipo infrarrojo

  • Que el equipo utilizado sea adecuado y este al día en base a las necesidades de su tipo de aplicación, como por ejemplo contar con lentes teleobjetivo o gran angular en caso de ser necesario.
  • Contar con un software para el análisis de las imágenes
  • Contar con el Equipo de Protección Personal (EPP) adecuado
  • Que el equipo se almacene y mantenga de manera adecuada
  • Que se realicen verificaciones de calibración de manera regular
  • Que el software de análisis sea compatible con los formatos necesarios de todas las cámaras que se posean
  • Que sea utilizado un medidor de velocidad de viento en inspecciones al exterior con mucho viento

Puede que se cuente con una cámara termográfica perfectamente funcional de varias generaciones anteriores y que aun produzca imágenes de alta calidad. ¿Pero acaso la forma de poder utilizarla lo atrasará? ¿Será capaz de producir reportes de manera expedita analizando las imágenes producidas por la cámara termográfica?  De lo contario la calificación en caso de una auditoria en dicha área podría resultar baja. De igual manera, si no se toma en cuenta la necesidad periódica de evaluar la calibración y se reportan temperaturas como parte del programa de inspecciones, se podrían perder puntos de calificación en dicha área. Tanto en nuestros cursos de Nivel I y Nivel II hablamos del impacto del enfriamiento por evaporación, por lo que si el programa no tiene una manera de evaluar y medir la velocidad del viento podría no estarse realizando inspecciones de acorde a las mejores prácticas de la industria.

Aplicaciones infrarrojas

  • Realizar inspecciones infrarrojas en subestaciones, aun para equipo perteneciente a la empresa distribuidora de electricidad
  • Acometida principal inspeccionada de manera rutinaria
  • Equipo de distribución de todos tamaños son inspeccionados
  • Se inspeccionan sistemas hidráulicos
  • Se inspecciona sistemas de vapor

Muchos programas de termografía pasan por alto inspeccionar equipos en subestaciones que son propiedad de la empresa distribuidora, debido a que algunas veces podría cometerse el error de pensar que dichas empresas distribuidoras inspeccionarán dichos equipos, lo cual podría no ser el caso. Dichas empresas distribuidores podría contar con múltiples transformadores, seccionadores llenos de aceite y otros aparatos que podrían utilizarse para reemplazar equipos luego de una falla, por lo que una postura reactiva podría no afectarle tanto a dicha empresa y podría afectar más a su empresa. Con una mayor conciencia de las guías del estándar NFPA-70E podría resultar casi imposible abrir las acometidas principales e inspeccionarlas, donde ventanas infrarrojas podrían solucionar dicho problema. Otro error común podría ser no inspeccionar equipo eléctrico por debajo de cierto nivel de corriente, solo porque un equipo sea pequeño no quiere decir que no es importante. También no olvidemos las aplicaciones mecánicas de la termografía.

Seguridad

  • Se utilizan ventanas infrarrojas para inspeccionar equipos de alta energía eléctrica
  • El EPP provisto al inspector de termografía cumple con los requisitos del equipo inspeccionado
  • Se realiza una evaluación de arcos eléctricos y se colocan etiquetas de acuerdo con el estándar NFPA 70E
  • Límites de distancia de protección de electrocución claramente marcados
  • El entrenamiento y procedimientos escritos podrían ayudar a reducir el tiempo que los usuarios de la termografía pasan frente a equipo energizado
  • Si usted ha asistido a algunas de mis clases sabe que enfatizo mucho la importancia de la seguridad al trabajar, es muy importante para mí y también debería serlo para usted. Utilicemos el EPP y solicitémoslo si el empleador no lo provee. Si en el lugar donde se trabaja aún no se ha realizado evaluación de riesgos de arcos eléctricos, podría utilizarse las guías y tablas en el estándar NFPA-70E.   

Procedimientos

  • Los procedimientos de inspección infrarroja son repetibles sin importar quien es el inspector
  • La información recolectada debe ser adecuada para determinar la probabilidad de falla
  • El criterio para determinar la severidad toma en cuenta todos los factores relevantes y no únicamente la temperatura
  • Que existan continuas iniciativas para mejorar la eficiencia y efectividad

La ausencia de procedimientos escritos para las diferentes aplicaciones podría impactar de manera negativa la posibilidad de repetitividad. Su programa deberá funcionar bien sin importar quien realiza las inspecciones. Otra información además de la temperatura de una anomalía térmica debe ser recolectada para evaluar la criticidad y probabilidad de falla. Ciclos de carga, funcionamiento y otros datos también se deben tomar en cuenta para asignar severidad. 

Reporte

  • Se cuenta con un formato de reporte aplicable a todos los diferentes equipos inspeccionados y que contienen toda la información necesaria
  • Los reportes pueden ser integrados con otras tecnologías
  • Los reportes son almacenados y fáciles de acceder
  • Los reportes pueden ser abiertos sin necesidad de contar con softwares muy especializados

El reporte es el producto final de la inspección infrarroja ya sea que se entregue a un cliente externo o sea un servicio interno del lugar donde se trabaja.  Es recomendable contar con una cámara termográfica que cuente con un software que permita realizar reportes. Se puede iniciar utilizando las plantillas provistas por el software de reporte de la cámara termográfica. Si el reporte se hace internamente para el lugar donde se trabaja debe ser de fácil acceso y de fácil interpretación por todas las personas que lo necesiten sin la necesidad de que tengan experiencia en termografía. Si se es contratistas los reportes deben ser concisos y deben ser guardados para estar disponibles en caso de que el cliente los solicite nuevamente en el futuro. Si no se está obteniendo los resultados deseados del programa de termografía, un buen lugar para empezar la evaluación del programa infrarrojo son los reportes.

Recuerde que estamos para servirle. En el presente documento tocamos únicamente 5 puntos, pero contamos con servicio de 10 puntos de evaluación y asesoría para programas de termografía infrarroja existentes. Una auditoria del programa infrarrojo podría indicarnos las áreas fuertes y débiles del mismo. No dude en contactarnos si desea que le ayudemos a mejorar su programa de termografía infrarroja.

Si le gustó este post, es posible disfrutar de nuestro conocimiento en el Boletín Mensual en español. Reciba mensualmente este boletín por email directamente en su bandeja de entrada.
Regístrese Aquí