Cámaras termográficas en Drones

Share
Thermally capable drones are good for inspecting facilities.
Español
The Snell Group

Al considerar en la actualidad la disponibilidad de esta tecnología, me doy cuenta de los grandes avances tecnológicos, y como la tecnología sigue avanzando rápidamente. Recuerdo en el pasado leer en historietas de Dick Tracy, acerca de tecnología en ese entonces futurista, como relojes con radio transmisor de dos vías para comunicarse, lo cual para aquella época sonaba un poco descabellado. Sin embargo, recientemente mi esposa compro un Apple watch donde puede llamar, enviar textos y usar muchas otras aplicaciones desde dicho dispositivo.

Cuando años atrás empecé a escuchar de personas utilizando drones para uso personal, me pareció sorprendente y difícil de creer. La primera vez que vi un avión no tripulado manejado de manera remota, fue en mis años en el ejército; pero los drones como actualmente los conocemos no estuvieron disponibles hasta años después de mi vuelta a la vida civil.  A lo lejos recuerdo que años atrás el precio de los primeros drones para uso civil era muy alto, pero la pasada Navidad un familiar compro un pequeño dron para su hijo de 8 años, el cual luego de unas semanas ya no funcionaba debido a que el pequeño niño lo chocaba accidentalmente con casi todo. Pero su precio era tan económico que fue reemplazado rápidamente por otro dron nuevo.

Imagínense mi sorpresa cuando comenzaron a preguntarme en mi vida profesional como usuario de la termografía, acerca de las aplicaciones de los drones con cámaras termográficas en la industria. Esto no es un concepto futurista, esto es algo actual.  Recientemente impartí un curso de Nivel 2 de termografía donde asistieron dos estudiantes que trabajan para una universidad que posee más de 40 edificios. Dicha universidad ha enviado alrededor de una docena de su personal de mantenimiento a entrenamiento en Termografía, mucho de los cuales se dedican mayormente a la inspección de techos de edificios que poseen aislamiento térmico. Como uno se puede imaginar dichas inspecciones pueden tomar muchas horas para planificarlas y realizarlas, por lo que la universidad decidió invertir en dos drones equipados con cámaras termográficas para inspeccionar sus techos con aislamiento térmico. Ellos estiman que lo anterior representará cientos de horas de ahorro en inspección, debido a que resultará mucho más fácil manejar los drones desde el piso para tomar las imágenes y luego analizarlas.

Existen muchas otras posibles aplicaciones, por ejemplo, uno de mis familiares trabaja en el sector forestal, donde muchas veces combaten incendios. Una de las cosas que ellos deben tomar en consideración es si existen ‘puntos calientes’ en áreas forestales donde ya hayan apagado el fuego, en donde no es visible humo y donde el fuego pudiera volver a encenderse. Un dron podría ser una buena herramienta para sobrevolar el área de incendio, tratar de ver a través del humo manteniéndose a una distancia segura alejados del peligro, detectar y localizar los posibles focos donde pudiera todavía existir riesgos de fuego o donde el fuego pudiera encenderse nuevamente.

La inspección de subestaciones eléctricas es otro buen ejemplo de las aplicaciones para los drones con cámara termográfica. El acceso a subestaciones remotas podría ser un reto, pero con un dron se podría sobrevolar la subestación y también inspeccionar líneas de transmisión. Los drones con cámaras termográficas han sido utilizados por muchos años en otras aplicaciones, por ejemplo: misiones de rescate, manejo de vida silvestre, meteorología, etc.  Es decir, las posibles aplicaciones son muchas, donde se debe tomar en cuenta la importancia del correcto conocimiento para el análisis de las imágenes térmicas tomadas con drones.  Aun cuando el dron pueda llegar a lugares difíciles o casi imposibles para los seres humanos, los drones únicamente podrán recolectar las imágenes térmicas, por lo que se requiere un adecuado conocimiento de transferencia de calor, radiometría, aplicaciones y análisis de las imágenes para maximizar el beneficio de las imágenes recolectadas. Dependiendo de la regulación de cada ciudad y/o país, el uso comercial de drones podría requerir el adecuado entrenamiento y hasta permisos para manejarlos.

Si le gustó este post, es posible disfrutar de nuestro conocimiento en el Boletín Mensual en español. Reciba mensualmente este boletín por email directamente en su bandeja de entrada.
Regístrese Aquí